Print

¿La perdedora Elba Esther Gordillo?

Written by Genaro Lozano on .

( 1 Vote ) 

genaro lozano

Reforma 

Apenas han transcurrido dos semanas de que Enrique Peña Nieto tomara posesión como nuevo presidente de México y continúo escuchando y leyendo a diversos colegas que aplauden el buen arranque.

La semana pasada escribí con un poco de cautela al respecto del arranque de la nueva administración, pero quiero retomar el asunto para concentrarme en el tema de la reforma educativa, que algunos han denominado como "el quinazo del siglo 21".

Es cierto que la reforma educativa anunciada por el presidente Peña Nieto recupera las preocupaciones de los diagnósticos realizados por organizaciones de la sociedad civil como Mexicanos Primero y la Coalición Ciudadana por la Educación, de la que formo parte. Preocupaciones como el hecho de que finalmente exista un padrón confiable, actualizado y disponible para consulta sobre el número de maestros que hay en todo el país, así como la creación de un instituto independiente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y de la misma SEP que evalúe a los profesores y la puesta en marcha de un servicio civil profesionalizado del magisterio, en el que el ascenso de los maestros sea con base al mérito y desempeño y no a la lealtad a líderes sindicales.

Es cierto también que algunos de los principales expertos en el tema educativo como Jorge Javier Romero, Blanca Heredia y Ricardo Raphael han visto con buenos ojos la propuesta de reforma, aunque Raphael ayer hacía votos en su columna periodística para que no se dejase de lado el tema de la calidad educativa, que fue sacado de la reforma presentada y que al parecer se vota hoy en la Cámara de Diputados.

En efecto, esos temas han hecho a muchos hablar sobre "el Quinazo del siglo 21", haciendo alusión a la destitución del líder sindical de los petroleros Joaquín Hernández, "La Quina", en 1989 por parte del ex presidente Salinas. Sin embargo, es notable que en "el quinazo" a Elba Esther, la vitalicia líder magisterial haya cedido a todo, se muestre con "ánimo" de diálogo con las autoridades del gobierno federal y prácticamente no haya iniciado aún una campaña de desprestigio a la reforma educativa.

Conviene preguntarse por qué. ¿Qué gana Elba Esther? ¿Está arrinconada de verdad o el ceder a esta reforma se debe a que negoció por anticipado el seguir siendo la interlocutora por excelencia para el tema de la reforma educativa? Ese mantra repetido por la misma Gordillo y por varias figuras políticas de que "cualquier reforma educativa no puede darse sin Elba".

En primer lugar me parece que Gordillo gana con esta reforma porque sigue siendo una interlocutora legal y legítima. No hay una sola denuncia legal en contra de ella por opacidad de fondos, uso de recursos públicos, tráfico de influencias ni nada por el estilo. Elba sigue siendo identificada como la pieza clave de la reforma educativa y no parece haber amenazas creíbles de que correrá con la misma suerte que el ex líder petrolero.

En segundo lugar habrá que darle seguimiento a lo que hoy anuncian Mexicanos Primero y la Coalición Ciudadana por la Educación al respecto de que hay un abuso constante en el pago a unas 45 mil 753 personas que esas organizaciones identificaron y que fungen como comisionados y cuyo sueldo sale del erario público. De acuerdo con Mexicanos Primero, "el pago de comisiones no educativas le cuestan a los mexicanos al menos 1,727 millones 767 mil 597 pesos anuales". Si la reforma educativa no toca este derroche de recursos queda incompleta y Elba sale ganando.

Finalmente, hay una hipótesis de que Elba Esther ya va de salida y quiere cuidar lo que ella percibe como su legado y trascender. Recientemente en las páginas de Reforma leímos sobre el proyecto de la "Ciudad del Conocimiento", un proyecto faraónico por el cual la lideresa sindical quiere construir en Cuajimalpa un desarrollo inmobiliario que albergará un museo, una universidad, bibliotecas y salas de cuidados para los jubilados de su sindicato. ¿De dónde saldrán los recursos para esta obra? ¿De las cuotas sindicales que año tras año Gordillo se niega a transparentar? ¿De donaciones de empresarios y gobernadores "amigos" de la Maestra? ¿Del erario público? ¿Por qué nadie está hablando con mayor detalle sobre este tema?

Es cierto, a diferencia del gobierno de Calderón, el de Peña Nieto arrancó con un buen manejo de la información y la comunicación. Los anuncios han sido espectaculares, los nuevos spots de la Presidencia de la República tienen una buena mercadotecnia y un buen mensaje. Sin embargo, en todas y cada una de las acciones y decisiones anunciadas conviene dejar que sea el tiempo el que corrobore si hay en efecto un ánimo reformista en el nuevo gobierno o si no es más que la inyección de una lista de propósitos que no será posible cumplir.

Lo mismo ocurre con la reforma educativa y el futuro de Elba Esther Gordillo. Hasta ahora, me parece que la reforma educativa anunciada no es ningún quinazo del siglo 21, sino una cuidada negociación, un tit for tat, entre la lideresa sindical y el gobierno de Peña Nieto. Ya lo dirá el tiempo.

Contact

Sierra Mojada 620, Oficina 502
Torre Magnum
Colonia Lomas de Chapultepec
11000  México, D.F.

Telephones:
(52 55) 5202-3776
(52 55) 5202-3029

Email:
info@consejomexicano.org